Publicidad:
La Coctelera

Las brujas

 

 

Volvi a un viejo libro de Julio Caro Baroja, "Las brujas y su mundo", en el el eminente antropologo retoma un tema clásico en el rincon de Navarra donde esta situada la casa de los Baroja.

La tarde en que junto a Amando le visitamos en Vera de Bidasoa, nos recibio con cordialidad, en la que se transparentaba la buena relación que le unia con el Dr. Vega.

La casona me impresiono. Pero lo mejor es la biblioteca, allí se reunian los tesoros que a lo largo de varias generaciones habían acumulado los Baroja.

En su conversación, como en su vida y en sus escritos estaba siempre presente Don Pio, de quien se consideraba discipulo y seguidor, aunque propiamente lo de discipulo es bastante discutible, porque sus estudios antropologicos distaban mucho de la obra de creación de Baroja.

Creo que la proximidad de Vera de Bidasoa a Zugarramurdi le llevaron a escribir sobre las brujas, que según la tradición se reunian en el Prado del Macho Cabrio para entregarse a sus "akelarres"

Recomiendo la obra de "Las brujas y su mundo" pero también aproximarse a la figura ancestral de la "bruja" sin ideas preconcebidas. Tal como opinaba Caro Baroja eran mujeres apartadas de la sociedad, o que la sociedad las apartaba, que por su soledad y su relación con el entorno conocian la medicina tradicional, y el conocimiento de las hierbas medicinales empleadas tanto en la creación de "bebedizos" y "unguentos" las trajeron   primero a los aldeanos pidiendo remedios y atrajeron despues la atención de los inquisidores.

¿Que defensa podían tener frente a ellos las mujerucas del Pirineo?

Las cronicas de los juicios se conservan aún, y fueron en su momento documentos en los que Caro Baroja investigo para su obra. Hay que agradecer que a pesar de un machismo inherente a su edad y a su entorno familiar, juzgara con distanciamiento y aún benevolencia a las brujas de Zugarramurdi.

Las actuales reuniones conmemorativas de los akelarres antiguos, no son sino juergas misticas, montadas por esotericos, neohippis y una fauna que al socaire de la leyenda organizan juergas "diferentes" 

Receta de solomillo empaquetao

 Bueno, en un rincon como este tenía que llegar la cocina, una cocina sencillita, eficaz y al alcance de unos sobrinos más bien manazas.

En fin aqui os dejo una receta que mis sobrinos han probado una vez tras otra, es más muchas veces asaltan la nevera para ver si aún queda una ración para repetir.

MIL HOJAS DE SOLOMILLO

Ingredientes:

Pasta de hojaldre.

Vale la que ya venden hecha en los Super.

Solomillo de cerdo

Tiras de bacón, o sea tocino entreverado ahumado

Ciruelas

Orejones de albaricoque

1 huevo.

Sal, pimienta

Se extiende la masa de hojaldre, estirándola un poco, sobre la mesa o el mármol.

Encima se colocan las tiras de bacón, y sobre las tiras de bacón las ciruelas pasas, sin hueso, y los orejones, extendiendo ambas frutas secas hasta cubrir el bacón.

Entonces se coloca encima el solomillo de cerdo, previamente salpimentado.

Puede untarse tambien con: mostaza, o al gusto con alguna mermelada de frutos rojos?

Se envuelve bien el solomillo con el bacón y las ciruelas y orejones y finalmente con el hojaldre se hace una funda, bien sellada. Puede decorarse con el huevo batido y con  tiras de hojaldre cruzado en  la parte superior del mismo.

Se pincha con una aguja de calceta, para dejar salir el vapor, y se introduce en el horno previamente calentado a unos 180 º

En 20 minutos estará listo, simplemente cuando veamos la masa ya horneada, pues el interior se hace al mismo tiempo, y al estar cerrado incluso continua la cocción una vez sacado del hormo.

Puede consumirse recién  cocinado o bien guardarlo para servirlo como un fiambre.

Para servir puedes acompañarlo con gajos de manzana frita  en mantequilla-

 

Un recuerdo a Pichi.

El 16 de febrero de 1997, escribi esto en uno de mis cuadernos. Hoy reencontre esa página, y quiero compartirla con vosotros, en honor a un ser muy querido que alegro mi vida durante mucho tiempo. 

Una gata, blanca y negra llamada Pichiruchi. Ella sigue viviendo en mi memoria y en unas cuantas cuartillas y escritos , que tal vez, poco a poco vaya trayendo a este mi rincón.

"Cuando regresamos de Sant Feliu encontré a Pichi practicamente agonizante. ¡Que triste!

Que tremendamente triste con sus ojos negros, que antes eran dorados. Su armazón de huesos apenas recubierto por su piel blanca y negra. Y su mirada...

No sé cuantos días más seguirá con ese poquito de vida, cuantos días más sus ojos, dos pozos de angustia me buscarán entre las sombras. Su cabeza se recostará en mi brazo, sin fuerzas para hacerlo en mi hombro.

Se esta despidiendo de todo, y yo aún no tengo valor para acortar esa despedida.

Pichi.

Mis seiscientos gramos de gata jugando con mi pluma...

                                        ..............................................

El veterinario me dijo con palabras corteses que no podía hacer nada. Es decir me dijo todo lo que podía hacer... y que no serviria de nada.

Ni para prolongarle la vida, ni para aliviarle el dolor

Fue amable gentil y cariñoso.

Supo por que ella era Pichirurchi y que queria decir su nombre

Todo cuanto se encierra en la palabra "Pichiruchi"

 

En el recuerdo tantos años despues.

 

 

 

Bahia de los ahogados

  

Esta es la playa donde se remansan

los restos de todos los naufragios

las algas flotantes, arrancadas

por recios vientos y arrastradas

por las mareas, acá se depositan.

 

Sobre la arena, en la falsa calma

que precede a otra tormenta

se acumulan los despojos

que el mar, ahíto, vomita.

 

Luciendo aún por la humedad

marina, botes y plásticos,

la actual basura,

 se mezclan con los leños embreados,

restos de hundidos bajeles

y con el verde marrón de los sargazos,

vegetación de las profundidades, afloradas

arrancadas y vertidas a este rincón

a este remanso.

 

Algunos peces,

ahogados en el mar,

o prisioneros de trebejos olvidados,

agonizan o se pudren, y al festín

acuden presurosos los cangrejos,

que a su vez, se esconden de los alcatraces.

que, avizores,  vuelan bajos

buscando, ellos también, su sustento

entre las revueltas arenas de la playa.

 

 

 

 

 

¿Amigos? Poco a poco...

Hoy  me comunican que me añadieron como amigo. Muchas gracias.

Es bueno tener amigos, se dice que "hasta en el infierno" cuanto más en a blogosfera, por ello saber que mis ultimos post han merecido un amigo me conmueve.

Aqui voy de la extrañeza a la amistad.

Me extraña que en un determinado momento tomaran este blog mio como un "consultorio sentimental", llevada por la inercia trate de dar consejos. Nada serio, simple logica y sentido común.

Dudo mucho que ninguno de aquellos consejos fueran seguidos, incluso dude en sus momentos de la realidad de los "problemas" planteados, pero quien soy yo para decidir el fondo detras de las palabras de una persona.

Cosas más raras se dan en la vida, y en a literatura, y si no "Averiguelo Vargas"

 

Primavera

 

 

 

Llego la Primavera

Con tal fuerza

Que hasta las piedras

 florecieron

ANIVERSARIO

 

 

 

 

Si te dicen que has llegado

amigo, hermano,

no hagas caso

todo es mentira

estas en el camino,

y este aniversario

es tan solo una etapa

 

¡Adelante! ¡ adelante!

El camino es largo

y la vida te espera

con una sorpresa

en cada etapa

de ese camino

A mi escribidor le han dado el Nobel

 

Yo esperaba mucho de Varguitas.

Lo esperaba de siempre, fui la primera en alentarle en aquellos ya lejanos tiempos de novios, cuando nuestra relación clandestina era una fuente de emociones en mi vida.

Si. Varguitas es un gran escribidor.

Sus obras son ya reconocidas mundialmente, y si cuando escribio "noveladamente" sobre nuestra relación, me enoje, y me enoje mucho, debo confesar que soy una de sus lectoras más fervientes.

Desde aquellas obras iniciales en que el Peru de nuestra juventud es el marco en que se mueven sus personajes, hasta este trotamundos que tan pronto situa la acción en el Santo Domingo de Trujillo, como en el Congo de Leopoldo de Belgica.

Esta ultima aún no llegó a mis manos, pero seguro que sera algo especial, bien diferente de aquellas correrias de la Niña mala, que por un momento, cuando lei el título llegue a pensar que volvia a mencionar nuestra pasada relación, pero no. Ahora si que era propiamente imaginario.

O tal creo yo.

En pocos días le vere en todos los noticiarios, vestido de etiqueta para recibir el Nobel. Supongo que ira del todo convencional, y no repetira el numerito del colombiano Garcia de acudir con una guayabera. Ese no es mi Mario, a el no le van esas pendejadas.

Demostrará una vez más que es todo un señor.